MAPAS DE CALOR O HEATMAPS

Los mapas de calor o heatmaps son necesarios para comprender el comportamiento del usuario o “user behaviour” Este término se refiere a la forma en que las personas utilizan un producto digital. Por ejemplo, un sitio web o una aplicación móvil. El comportamiento incluye la forma en la que navegan e interactúan cuando utilizan el sitio web o la app.

Existen infinidades de herramientas para conocer el comportamiento de un usuario frente a un producto digital. Una de las herramientas más útiles son los heatmaps, también conocidos como mapas de calor. Estos se pueden definir como la visualización de datos, que determina cómo los usuarios del sitio web hacen clic en las diferentes páginas que lo componen. 

El término “calor” viene dado por la escala de colores que se utiliza para representar los datos. El color rojo (caliente) representa la zona de la pantalla con más clics. El color azul (frío) se refiere a las zonas de la pantalla con menor interacción o con menos clics.

Cómo analizar un mapa de calor

1. Mapas de clics

Estos mapas son útiles para identificar dónde los usuarios hacen clic en una página web o dónde tocan en un celular. Este mapa, también permite identificar el número de personas que visitan la web, y el porcentaje que interactúa con un botón o enlace determinado. Por ejemplo, botones como “Contactar”, “Comprar”, “Suscribirse” o enlaces como un logo, un campo para rellenar, etc.

Además, se puede identificar si los usuarios hacen clic en algo que no es interactivo. Esto resultaría una gran oportunidad para colocar algún elemento realmente interactivo en esa zona.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los usuarios son personas. Personas con dedos inquietos que tienden a hacer clics constantes y espontáneos en el mouse, en zonas sin contenido. Por este motivo, es muy posible encontrar clics en zonas blancas, los cuales no se deben tener en cuenta.

2. Mapas de desplazamiento o scroll

Estos mapas muestran hasta dónde los usuarios hacen scroll en un sitio web o cómo se desplazan con el dedo en un dispositivo móvil. La visualización de los datos se realiza a través de bandas horizontales, que muestran el porcentaje de personas que llegó a cada parte de la página.

Con este tipo de mapas es posible descubrir varios aspectos del comportamiento del usuario. Por ejemplo, si los colores se van degradando a lo largo del sitio web, probablemente el contenido sea extenso y el usuario va perdiendo interés a medida que hace scroll. También, se puede detectar si hay algún botón o enlace que saca rápidamente a los usuarios del sitio, no llegando a visualizar ciertas partes o contenidos. Además, se puede detectar si hay una mezcla de mal contenido y diseño, que hace que los usuarios abandonen el sitio.

3. Mapas de movimientos del cursor o mouse

Indican en qué partes de la página pasan el mouse los usuarios, lo que permite descubrir qué elementos generan más interés. Es también una buena práctica para determinar dónde miran. Ciertos estudios indican que las personas suelen mirar los sitios donde se posiciona el cursor, aunque para tener datos relevantes y concluyentes es mejor utilizar la técnica de Eye Tracking.

Herramientas útiles: mapas de calor

Existe una gran cantidad de herramientas para aplicar los mapas de calor mencionados anteriormente. Sin embargo, acá les dejamos nuestra selección favorita según facilidad de uso e implementación.

  • Google Analytics: una de las tantas herramientas que ofrece Google Analytics, son los mapas de calor o heatmaps. Esta herramienta tiene el enlace de atribución mejorada, que permite conocer la forma en la que los visitantes interactúan con los enlaces internos del sitio web. Para activar esta herramienta se debe acceder a propiedades > configuración de la propiedad > analítica de página y finalmente, activar «usar atribución de enlace mejorada»
  • Hotjar: dentro de sus funcionalidades, Hotjar cuenta con el análisis de mapas de calor o heatmaps de manera gratuita. Si bien presenta algunas limitaciones en comparación a la versión paga, es suficiente para realizar pruebas de menor escala y rápidas.
  • Clickdensity: es un servicio que se encarga de mantener un registro de la posición de la página en la que los visitantes hacen ‘clic’, para posteriormente presentar los datos recogidos en un mapa de calor sobreimpresionado en la propia página, que representa la actividad de los mismos.
  • Clicktale: es otra herramienta para el análisis del comportamiento del usuario. La misma permite grabar videos y analizar sesiones que los mismos tienen dentro de un sitio web. También es muy útil para el análisis de embudos de conversión y formularios. Si bien es una herramienta paga, tiene una demo gratuita para probar su funcionamiento.
  • Crazyegg: es una herramienta que ofrece soluciones de optimización a sitios web desde el 2005. Se puede acceder a una cuenta gratuita por 30 días, con todas las opciones disponibles.

¿Te interesa lo que estás leyendo?

Otras notas

Experiencias Híbridas

Si bien las experiencias híbridas se vienen anunciando desde hace un largo tiempo, han tomado fuerza el último período. Estas experiencias tienen lugar cuando una

Leer más »
Copywriting ¿Qué es? ¿Cómo crear textos persuasivos?

COPYWRITING

¿Qué es Copywriting? ¿Cómo crear textos persuasivos? El copywriting o escritura persuasiva existe desde los comienzos del marketing. Por muchos años, fue una disciplina que

Leer más »
Abrir chat